RETIMUR - Asociación Afectados de Retina de la Región de Murcia

Retina electrónica francesa en un ensayo clínico humano

Traducción del post publicado en el blog de la Fundación Lucha contra la Ceguera (USA)

Por el Dr. Steve Rose en 31 de diciembre 2013

Una representación del dispositivo IRIS de Pixium.

No hay duda de que el 2013 fue un año histórico para las retinas electrónicas. Anteriormente aprobada para su venta en Europa, el sistema de prótesis retinal ARGUS II de Second Sight recibió la aprobación de comercialización en febrero, desde la FDA . Asimismo, en julio Retina Implant AG obtuvo la aprobación de comercialización en Europa para su implante de retina Alfa IMS .

Aunque estos dos dispositivos se encontraban en la atención de los medios, un desarrollador de implante retinal francés llamado Pixium lanzaba silenciosamente un ensayo clínico para su inteligent Retinal Implant System 1 (IRIS1) en Francia, Austria y Alemania. La compañía también recibió recientemente 20 millones de dólares en fondos de capital de riesgo para impulsar el avance del dispositivo.

En 2011, Pixium se separó del Instituto de la Visión y Univeristé Pierre et Marie Curie . Uno de sus co-fundadores, José Sahel, MD está financiado por la Fundación para una serie de proyectos de investigación muy prometedores, incluyendo el desarrollo de optogenética y terapias génicas para la preservación de la visión.

Pixium también está colaborando con el Comisariado de la Energía Atómica (Energías Alternativas francesa y de la Comisión de Energía Atómica), Hopital des Quinze Vingts y una universidad de postgrado de ingeniería conocida como ESIEE París .

El IRIS1 consiste en un pequeño implante unido a la capa interna de la retina, una cámara montada en un par de gafas y un ordenador de bolsillo para el procesamiento de imágenes. La cámara recibe las imágenes que son procesadas, entonces se envían al implante, las convierte en señales eléctricas que llegan al cerebro, donde se interpretan como visión. El IRIS1 está diseñado para obtener imágenes de 150 píxeles.

En las generaciones futuras el IRIS, la cámara capturará y procesará imágenes más parecidas a como el ojo humano lo hace. Del mismo modo, el implante producirá mayor resolución de la información visual de esas imágenes, por lo que el cerebro puede crear una experiencia visual más detallada y natural para el usuario.

El IRIS2 se está desarrollando para producir imágenes de 300 píxeles y las IRIS3 tendrán imágenes de 5.000 píxeles, que los investigadores de Pixium creen que es más que suficiente para que los usuarios reconozcan rostros y naveguen nuevos entornos. Se espera que los ensayos clínicos para el IRIS2 y IRIS3 puedan comenzar en 2014 y 2015, respectivamente.

Los resultados iniciales del estudio en humanos IRIS1 se esperan para 2014.


Traducción: Rodrigo Lanzón.

 

Categoría: