RETIMUR - Asociación Afectados de Retina de la Región de Murcia

Los avances en células madre y terapia génica para retinosis pigmentaria.

(Vía: nuestro amigo Rodrigo Lanzón)

Prometedores resultados han surgido a partir de un par de estudios sobre terapias con células madre y genes para la retinitis pigmentaria en ratones de laboratorio. La aplicación de cada técnica es dependiente del grado de pérdida de tejido, con células madre capaces de reconstruir y reemplazar células perdidas y la terapia génica capaces de influir en anteriores etapas del ciclo de la condición que conduce a la pérdida de visión.

Restaurar la visión perdida con Células Madre

Los investigadores de células madre en la Columbia University Medical Center trabajó con los oftalmólogos en el New York-Presbyterian Hospital / CUMC en New York City e ideó el método complementario a un tratamiento con células madre y terapia génica adaptada a la situación de cada paciente. Líder de ambos estudios, Stephen Tsang, MD, PhD, informó sobre el uso de células madre pluripotentes inducidas (iPS) cultivadas en epitelio pigmentario de la retina (EPR) las células para restaurar la visión perdida en los ratones.

RP El tratamiento de células de piel humana

En lugar de encontrarse con el problema de la enfermedad de injerto contra huésped, que se encuentra cuando se utilizan células madre embrionarias, las células del EPR trasplantadas colocados en los espacios subretinal de 34 ratones podrían cultivarse a partir de la propia piel del paciente para obtener un tipo de tejido compatible para el trasplante autólogo. Dr. Tsang explica que "El principal inconveniente de utilizar células madre embrionarias es que requieren terapia de inmunosupresión para prevenir el rechazo, ya que no se derivan de la host. Las células iPS son generados a partir de la piel de un paciente. "

Terapia con células madre para la Retinosis Pigmentaria

Los últimos estudios se llevaron a fibroblastos de la piel de voluntarios humanos sanos adultos y se cultivaron éstos utilizando un vector viral para insertar genes específicos. Estos genes codifican para factores de transcripción, Oct4, Sox2, KLF4, y MYC y, dentro de 3 semanas, las células pigmentadas apareció. Una vez que las células multiplicado suficientemente los investigadores trasplantaron 1000 hIPSC derivados de las células RPE debajo de la retina de los ojos derechos de los 34 dos días de edad ratones, utilizando el ojo izquierdo como control. Los ratones todos tenían inmunodeficiencia combinada severa y murieron después de seis meses para su examen.

No formación de tumores

Seguimiento de la evolución de las células madre requiere el examen microscópico de luz para evaluar RPEs pigmentadas integrados en el tejido existente, albino de los ratones. No se observaron signos de formación de tumor. Un electrorretinograma se utilizó para evaluar la función neuronal en siete ratones, el resto sufre de desprendimiento de retina de otro obstáculo a la evaluación. Estos siete ratones tenían una respuesta significativamente mejor en el ojo derecho tratado que en el control (izquierda) del ojo, incluso con la pequeña área que había sido tratado.

Terapia génica para la pérdida de visión

Estas mejoras, junto con la ausencia de formación de tumores (una preocupación con el uso de células madre embrionarias) ofrece estímulo para el refinamiento adicional de la técnica de células madre para la retinitis pigmentosa, que conduce hacia la aplicación para el tratamiento humano de pérdida de la visión. En combinación con la terapia génica de las ventajas de este tratamiento puede ser profundo. El estudio de genes, dirigido por Katherine J. Wert, MS, y sus colegas de la Universidad de Columbia, ha evaluado el beneficio de corregir una mutación en la subunidad α de la barra específica del monofosfato de guanosina cíclico fosfodiesterasa (PDE6). Esta corrección a través de la inserción de genes como resultado la pérdida de fotorreceptores menos grave, que ofrece un tratamiento potencial para los aproximadamente 36.000 casos de RP en los seres humanos en todo el mundo causadas por mutaciones en la subunidad PDE6.

Ralentizando la pérdida de visión

Como en el estudio de células madre, los investigadores genéticos tratada ojos derecho dejando el ojo izquierdo como control. Supervivencia de los fotorreceptores y la función visual fueron monitoreados durante seis meses y los ojos tratados produjeron menos rodopsina y PDE6 que los ojos no tratados. Atrofia empezó a los cinco meses en los ojos no tratados, convirtiéndose en extenso por once meses. En los ojos tratados hubo atrofia mínima en meses cinco, siete, nueve y once años.

Stem Cell Research futuro para la Retinosis Pigmentaria

Los investigadores concluyeron que una sola inyección puede aumentar la supervivencia de los fotorreceptores y la visión beneficio al detener la enfermedad. Tratamiento humano para la retinitis pigmentosa uso de la terapia génica parece factible apuntando a las subunidades apropiadas de PDE6. Los estudios futuros utilizando Corgis Galés como sujetos de prueba fueron propuestas como el siguiente paso en la investigación. La combinación de la terapia con células madre y terapia génica para la retinitis pigmentosa, utilizando estudios de mayor duración y más inyecciones podría ayudar en el mantenimiento o la restauración incluso la visión.

Referencias

Wert, KJ, Davis, RJ, Tsang, S., et al, la terapia génica proporciona a largo plazo de la función visual en un modelo preclínico de la retinitis pigmentosa, Hum Mol Genet. Publicado en Internet el 29 de octubre 2012.

Yao Li, MD, Tsang, S., et al, Long-term Seguridad y eficacia de Human-pluripotentes inducidas
De células madre (iPS) Injertos en un modelo preclínico de Retinosis Pigmentaria, Mol Med. 2012; 18:1312-1319.

Ratones con déficit de fotorreceptores recuperan cierta sensibilidad a la luz

/ Oftalmología/ Investigadores de Oxford introducen células precursoras de conos y bastones en roedores

r.C. / Madrid
viernes, 11 de enero de 2013 / 18:00
Científicos españoles califican el estudio de "interesante", pero subrayan que aún no hay estudios en humanos
Investigadores del Cibir descubren que el tratamiento con doxiclina reduce la lesión del pterigión en un 30%
Un grupo de científicos de la Universidad de Oxford ha logrado que ratones ciegos por déficit de células fotorreceptoras (retinosis pigmentaria) recuperen, al menos, un cierto grado de visión. Los vídeos revisados por este grupo de investigadores liderados por Robert Mc Laren, del Departamento Nuffield de Neurociencias Clínicas de la Universidad de Oxford, muestran cómo ratones ciegos que antes del experimento no diferenciaban entre luz y oscuridad, ahora corrían para alejarse de la luz y permanecer en la oscuridad, tal y como hacen los ratones con visión normal.
Para lograrlo, estos investigadores introdujeron en estos roedores ciegos células precursoras de fotorreceptores que, a las dos semanas, ya se habían regenerado en conos y bastones. Una técnica que abre una vía interesante de investigación en aquellos casos de ceguera en los que existe un déficit o alteración de las células retinianas.
Una investigación que tanto Luis Fernández-Vega, presidente de la Sociedad Española de Oftalmología (SEO), como José García-Arumí, especialista en retina del Instituto de Microcirugía ocular (IMO), coinciden en calificar de "muy interesante" para el futuro de determinados pacientes. De hecho, apunta García-Arumí, en el IMO ya tienen en marcha un estudio "para identificar qué pacientes van a poder beneficiarse de estos tratamientos". Concretamente, Fernández-Vega cree que este descubrimiento beneficiará sobre todo a los pacientes con alteraciones en estas células a nivel macular y confía en que pueda utilizarse para la investigación de las formas secas para las que, actualmente, no existe tratamiento.
Eso sí, tanto García-Arumí como Fernández-Vega coinciden en señalar que todavía es pronto para una traducción a la clínica humana. Y es que, si bien ya existen muchos estudios similares a los de la Universidad de Oxford, en humanos solo existe un "ensayo en fase I para un tipo de patología ocular, todavía sin resultados", apunta García-Arumí.
Reducción de pterigión
Científicos del Centro de Investigación Biomédica de La Rioja (Cibir) han descubierto que la administración de doxiciclina en pacientes con pterigión, un tipo de tumor benigno de ojo, reduce el tamaño de la lesión en un 30 por ciento. El ensayo, todavía en fase II, utilizó una muestra de 98 pacientes a los que se administró durante treinta días seguidos una dosis de 200 miligramos de doxiciclina diaria.
Tras analizar los resultados, los científicos constataron que, si bien esta reducción del 30 por ciento era efectiva en población europea, no se observaban los mismos casos de éxito entre la población de raza hispana. Otro de los aspectos relevantes del ensayo es la utilización de doxiciclina, un antibiótico, en una patología de estas características. Un aspecto que Martínez explica por los buenos resultados que ya ha demostrado en la inducción de apoptosis celular y reducción de angiogénesis.
Ahora, el objetivo de este investigador es la preparación de otro ensayo en fase II, esta vez con una muestra de pacientes mayor, en el que la administración de doxiciclina sea por vía tópica. Martínez cree que será más eficaz al ser aplicado de forma directa.

Fuente: http://www.gacetamedica.com/gaceta/articulo.aspx?idart=712445&idcat=797&tipo=2

Información sobre terapia génica para enfermedades hereditarias de la retina en Andalucía.

En la actualidad se está trabajando en el CABIMER y en el Área Hospitalaria Virgen Macarena en un ensayo clínico para la utilización de terapia génica en pacientes con Retinosis pigmentaria autosómica dominante asociada a las mutaciones en el gen PRPF31.

Con este ensayo se pretende evaluar la seguridad y eficacia del tratamiento, de la terapia génica y su impacto sobre la función visual en los pacientes con retinosis pigmentaria asociada al gen PRPF31.

La terapia génica es un conjunto de técnicas que permiten transportar secuencias de ADN/ARN al interior de las células diana (enfermas) con el objeto de modificar el funcionamiento de determinadas proteínas que se encuentran alteradas y que son causantes de la enfermedad, con el objetivo de hacer reversibles el trastorno biológico que producen.

En la actualidad, existen a nivel mundial 8 ensayos clínicos en enfermedades hereditarias de la retina que se basan en la terapia génica, utilizando los vectores virales adenoasociados (AAV).

La vía de administración es subretiniana y los objetivos que se pretenden conseguir son:

-Mejoría de la sensibilidad a la luz

-Mejoría del Campo visual

-Mejoría de la percepción del color

-Cambios de la Agudeza Visual

La duración del estudio es de 2 años , extensible a 5 años.

Estamos a la espera de la confirmación de las subvenciones solicitadas, para iniciar el proceso de reclutamiento y clasificación de los pacientes con retinosis pigmentaria que van a ser incluidos en el ensayo.

 Equipo de investigación del CABIMER

 

La rodopsina, proteína importante para el mantenimiento fotoeléctrico de conos y bastones de la retina.

Un amigo de RETIMUR, Rodrigo Lanzón nos envía este noticia:

Hola a todos:

Hoy Adriana Andrada publicó una noticia sobre la rodopsina, que es una proteína muy importante para el mantenimiento fotoelectrico de los conos y bastones de la retina. Yo hace mucho que sabía algo de la rodopsina, y dije en su día, pues cuando encuentren la manera de meternos rodopsina en el ojo se acabó la retinosis pigmentaria.

Ya que la rodopsina hace que percibamos la luz y veamos en la oscuridad, si nos dieran un subidon de rodopsina pues genial.

La ciencia avanza, y como siempre digo hay miles de investigaciones, y cuatrocientos miles de investigadores. Esta gente que sabe un montón se pasa horas delante de una pantalla, mirando un alga. Por ejemplo un alga llamada DUNALIELLA, por poner un ejemplo. Se tiran dos o tres años viendo su composicion quimica, su resitencia distintos ph, como se reproduce, para que sirve.

Me pregunto como surgiran esas ideas??

Pues bien este alga, tiene una cantidad enorme de un beta caroteno, que son pro vitamina A, nuestro cuerpo necesita vitamina A. Y a traves de pasos complejos se genera el 11 cis retinal, que es un cromoforo, o lo que es lo mismo una especie de compuesto quimico que reqacciona a la luz. Pues bien con el 11 cis retinal, consegimos crear digamos el "rodo" y añadimos la "opsina" pues tenemos rodopsina.

Estoy investigando más sobre esas dos partes, pero lo que me llama la atención y me mueve a seguir toda esta maraña de composiciones moleculares y demas, es que en Japon y en Israel llevan dos ensayos clínicos basándose en que la administracion oral de un alga llamada "dunaliella bardawill" mejora significativamente la agudeza visual y la vision nocturna en pacientes con retinosis pigmentaria.

Bien, este alga es super rica en una proteína llamada 9 cis retinal, que ya he conseguido averiguar que sería un cromoforo bastante similar al 11 cis retinal.

Están también el 7 cis retinal, y el 13 cis retinal pero pòr lo visto no son de la calidad y cantidad que el 9.

AsÍ que estoy convencido de que estos ensayos están muy acertados, y que intentaré ponerme en contacto con estos dos investigadores de Japón e Israel para que me expliquen mÁs cosas.

AsÍ que quiero que sepais que como siempre os pido cautela, investigad, preguntad, leed, y cuando tengamos base científica podremos dar un paso firme.

Yo estoy haciendo todo lo posible para conseguir dar ese paso firme.

En cuanto tenga mas datos os lo haré saber.

Rodrigo Lanzón.