RETIMUR - Asociación Retina Murcia

Asesoramiento de la Junta Consultiva Científica y Médica de Retina International sobre el uso de la cloroquina

 

La cloroquina es un medicamento antimalárico aprobado por la FDA en 1934. Desde entonces, se ha descubierto que es beneficioso en el tratamiento de enfermedades autoinmunes como el lupus y la artritis reumatoide (1). 

Las dosis estándar de cloroquina utilizadas para el tratamiento de la malaria y otras enfermedades sistémicas tienen pocos efectos secundarios. Sin embargo,resultan perjudiciales cuando se inyectan en el torrente sanguíneo (por vía parenteral) en dosis altas y en un corto espacio de tiempo, o cuando se toman en forma de pastillas (por vía oral) en dosis regulares durante muchos años. Las complicaciones más graves de la cloroquina son: retinopatía, cardiomiopatía, neuromiopatía y miopatía (1).

Los factores de riesgo más importantes que afectan a los ojos son las dosis altas y la larga duración (en años) de su consumición (2). Los dos efectos adversos típicos en los ojos son la queratopatía (enfermedad corneal derivada de la aparición de calcio en la córnea central) y la retinopatía. La retinopatía, unida al uso prolongado de análogos de cloroquina, es un problema clínico mucho más grave y puede provocar daños irreversibles en la retina, incluso pérdida de visión (1). Los pacientes con una enfermedad retiniana subyacente pueden tener un mayor riesgo de toxicidad por cloroquina (2).

En una etapa temprana, la enfermedad retiniana provocada por cloroquina puede ser asintomática, pero puede detectarse por la pérdida de sensibilidad en el campo visual o por cambios en la tomografía de coherencia óptica (OCT). En etapas más avanzadas de la enfermedad, los pacientes pueden desarrollar una maculopatía «ojo de buey», caracterizada por un anillo de epitelio pigmentario de la retina (RPE) en el área macular más cercana a la fóvea. En algunas ocasiones, aunque pocas, la toxicidad de la cloroquina en la etapa final conduce a un RPE generalizado y a la atrofia retiniana, lo que implica una pérdida de la visión central, periférica y nocturna. (1,2)

La toxicidad de la cloroquina es una preocupación oftalmológica bastante seria porque no tiene tratamiento. También ha habido casos de progresión de pérdida de visión en pacientes incluso años después de la interrupción del tratamiento con cloroquina o hidroxicloroquina (3,5). Por lo tanto, es importante tener cuidado con su uso. Los pacientes con un peso bajo (menos de 50 kg) y enfermedades renales deben recibir las dosis ajustadas a su peso (6): un máximo de 6,5 mg de cloroquina-fosfato por kilo (2).

Aunque se ha sugerido que la cloroquina puede cambiar la acidez en la superficie de la célula, lo que puede evitar que virus como el COVID-19 la infecten, (4) no hay consenso sobre si la cloroquina y otros medicamentos antimaláricos son seguros y efectivos para tratar el COVID-19, ya que las pruebas no están lo suficientemente avanzadas.

Todavía no se sabe con certeza cómo la cloroquina o cualquier medicamento antimalárico funcionaría contra el COVID-19.

La Junta Consultiva Científica y Médica de Retina International recomienda que las personas afectadas por una distrofia retiniana subyacente no se automediquen con cloroquina. Además, recomienda encarecidamente a los pacientes que sigan los consejos de su médico antes de administrarse cloroquina.

 

(NOTA: a continuación hay un enlace a una carta publicada por la FDA que autoriza el uso de cloroquina contra COVID-19 en casos de emergencia)  https://www.fda.gov/media/136534/download. Sin embargo, la Agencia Europea del Medicamento está limitando su uso contra el COVID-19 únicamente para ensayos clínicos).

 

Referencias

  1. Al-Bari, M.Chloroquine analogues in drug discovery: new directions of uses, mechanisms of actions and toxic manifestations from malaria to multifarious diseases. Journal of Antimicrobial Chemotherapy, (2015) 70: 1608–1621
  2. Marmor, M., Kellner, U., Lai, T., Melles, R. and Mieler, W., 2016. Recommendations on Screening for Chloroquine and Hydroxychloroquine Retinopathy (2016 Revision). Ophthalmology, 123(6), pp.1386-1394.
  3. Ehrenfeld, M., Nesher, R. and Merin, S., 1986. Delayed-onset chloroquine retinopathy. British Journal of Ophthalmology, 70(4), pp.281-283.
  4. Devaux, C., Rolain, J., Colson, P. and Raoult, D., 2020. New insights on the antiviral effects of chloroquine against coronavirus: what to expect for COVID-19?. International Journal of Antimicrobial Agents, p.105938.
  5. Mukwikwi, E., Pineau, C., Vinet, E., Clarke, A., Nashi, E., Kalache, F., Grenier, L. and Bernatsky, S., 2019. Retinal Complications in Patients with Systemic Lupus Erythematosus Treated with Antimalarial Drugs. The Journal of Rheumatology, 47(4), pp.553-556.
  6. Ochsendorf FR, Runne U, Goerz G, Zrenner E. [Chloroquine retinopathy: avoidable by individualized daily dosing]. Dtsch Med Wochenschr. 1993 118(51-52):1895-8. Review. German. PubMed PMID: 8287780.

 

Autor: Prof. Dr. E. Zrenner

Presidente de la Junta Consultiva Científica y Médica de Retina International

Traductor/a: Ana Martínez Rec

Condición de fumador y resultados del tratamiento con inhibidores del factor de crecimiento endotelial vascular para la degeneración macular neovascular asociada a la edad

Vittorio, AF.1, Nguyen, V.2, Barthelmes, D.3, Arnold, JJ.4, Cheung, CMG.5, Murray, N.6, Gillies, MC.2; Grupo de investigación Fight Retinal Blindness!

Información del autor:

1 Departamento de oftalmología del hospital Princess Alexandra, Brisbane, Queensland, Australia.

2 Disciplina de oftalmología, instituto Save Sight, Escuela de medicina de Sídney, Universidad de Sídney, Nueva Gales del sur, Australia.

3 Departamento de oftalmología, Hospital universitario de Zúrich, Universidad de Zúrich, Suiza.

4 Marsden Eye Specialists, Parramatta, Nueva Gales del sur, Australia.

5 Centro nacional oftalmológico de Singapur.

6 Clínica oftalmológica de Rotorua, Nueva Zelanda.

OBJETIVO: Evaluar si la condición de fumador afecta a los resultados visuales tras un año en tratamiento con inhibidores del factor de crecimiento endotelial vascular, utilizado para la degeneración macular neovascular asociada a la edad.

MÉTODOS: Análisis retrospectivo de datos de una base de datos observacional multicéntrica y diseñada de forma prospectiva. Mediante el registro de resultados del grupo Fight Retinal Blindness! en Nueva Zelanda, Australia, Singapur y Suiza se realizó un seguimiento a novecientos ochenta y siete pacientes con degeneración macular neovascular asociada a la edad que no habían seguido ningún tratamiento anteriormente. Estos pacientes habían afirmado ser fumadores al inicio del estudio y comenzaron el tratamiento con inhibidores del factor del crecimiento endotelial vascular entre enero del 2006 y diciembre del 2016. Se han utilizado modelos aditivos generales para mostrar los resultados de la agudeza visual.

RESULTADOS: Se apreció una diferencia significativa a los 12 meses en la media de mejoría en agudeza visual entre no fumadores, exfumadores y fumadores actuales (7,7 vs. 6,1 vs. 3,5 letras; P = 0.046) entre los pacientes que completaron 12 meses de tratamiento clasificados por edad, agudeza visual al inicio del estudio y tipo de lesión de la membrana coroidea neovascular y organizados para la práctica. No se apreció una diferencia significativa entre fumadores y no fumadores en la media de inyecciones pasados 12 meses del tratamiento. Los fumadores actuales eran de media 6,2 años más jóvenes que los no fumadores cuando comenzaron el tratamiento (P < 0.001).

CONCLUSIÓN: Esta investigación ha descubierto que los pacientes que continuaron fumando mientras recibían tratamiento con inhibidores del factor de crecimiento endotelial vascular para la degeneración macular neovascular asociada a la edad mostraban resultados visuales inferiores a los 12 meses.

 

DOI: 10.1097/IAE.0000000000002679

PMID: 31613840

 

Autor/es: Vittorio, Nguyen, Barthelmes, Arnold, Cheung, Murray, Gillies, Grupo de investigación Fight Retinal Blindness!

Traductor/a: ANA MARTINEZ RECHE

 

Implantación de células madre mesenquimales derivadas del tejido adiposo supracoroideo en pacientes con degeneración macular seca asociada a la edad y distrofia macular de Stargardt: Resultados del seguimiento de 6 meses del estudio de la fase 2

 

Oner A(1), Gonen ZB(2)(3), Sevim DG(4), Smim Kahraman N(4), Unlu M(5).

 

Información acerca de los autores:

  • 1 Departamento de Oftalmología, Facultad de Medicina, Universidad Erciyes, Kayseri (Turquía)
  • 2 Centro del Genoma y de las Células Madre (GENKOK), Universidad Erciyes, Kayseri (Turquía)
  • 3 Departamento de Cirugía Oral y Maxilofacial, Facultad de Odontología, Universidad Erciyes, Kayseri (Turquía)
  • 4 Departamento de Oftalmología, Universidad Erciyes, Kayseri (Turquía)
  • 5 Departamento de Oftalmología, Facultad de Medicina, Universidad Erciyes, Kayseri (Turquía)

 

Esta serie de casos clínicos prospectivos tenía como objetivo investigar la seguridad y eficacia de la implantación de células madre mesenquimales derivadas del tejido adiposo supracoroideo (ADMSC en inglés) en pacientes con degeneración macular seca asociada a la edad (AMD en inglés) y distrofia muscular de Startgard (SMD en inglés). Este estudio incluyó cuatro pacientes con AMD seco en fase avanzada y cuatro pacientes con SMD que se sometieron a la implantación supracoroidea de ADMSC. La mejor agudeza visual corregida (BCVA) en el estudio fue de 20/200. Se operó al paciente del ojo de menor visión. Se evaluó a los pacientes el primer día, la primera semana, y el primer, tercer y sexto mes después de la operación. Se realizó un examen del BCVA, del segmento anterior y del fondo del ojo, una fotografía en color, una autofluorescencia del fondo del ojo, una tomografía de coherencia óptica y un examen del campo visual (campimetría) en cada visita. Se realizaron registros de la angiografía fluorescente del fondo del ojo y la electrorretinografía multifocal (mf-ERG en inglés) al final del primer, tercer y sexto mes y en cualquier momento si ha sido necesario durante el seguimiento. Los ocho pacientes completaron el seguimiento de seis meses. Ninguno de ellos tuvo complicaciones sistémicas y oculares. Los ocho pacientes experimentaron una mejora de la agudeza visual, del campo visual y en los registros del mf-ERG. El tratamiento de las células madre con implantación supracoroidea de ADMSC parece ser seguro y eficaz en el tratamiento del AMD seco y el SMD.

 

DOI: 10.1089/cell.2018.0045

PMID: 31251672  [Indexado para MEDLINE]

 

Autor/es: Oner A(1), Gonen ZB(2)(3), Sevim DG(4), Smim Kahraman N(4), Unlu M(5).

Traductor/a: ANA MARTINEZ RECHE

Revisor/a: Carlos Martínez Sánchez

 

 

 

Consideraciones inmunológicas para la terapia de las células madre retinianas

 

Kramer J(1), Chirco KR(1), Lamba DA(2)(3).

 

Información acerca de los autores:

(1)Buck Institute for Research on Aging, Novato, California (Estados Unidos)

(2)Departamento de Oftalmología, Universidad de California San Francisco, San Francisco, California (Estados Unidos). Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

(3)Buck Institute for Research on Aging, Novato, California (Estados Unidos). Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

 

Se observa un creciente esfuerzo para generar células de reemplazo con el objetivo de aplicarlas en las neuronas debido a la naturaleza no regenerativa de estos tejidos. Mientras se ha avanzado mucho para desarrollar  metodologías con el objetivo de generar estas células, se han observado mejoras limitadas en la restauración funcional. Algunas de éstas guardan relación con el microambiente degenerativo y, a menudo, no receptivo que las nuevas células requieren para integrarse en él. En este capítulo, nos vamos a centrar en la posición y función del microambiente inmune de la retina durante la homeostasis y los estados patológicos. Vamos a examinar los cambios tanto en la inmunidad innata como en la adaptable, además de la función del rechazo inmune en las terapias de reemplazo de las células madre. El capítulo concluirá con un examen de las estrategias inmunomoduladoras que han ayudado a mitigar estos efectos y podrían mejorar potencialmente el resultado funcional de las terapias de reemplazo celular en el ojo.

 

DOI: 10.1007/978-3-030-28471-8_4

PMID: 31654387  [Indexado para MEDLINE]

 

Autor/es: Kramer J, Chirco KR, Lamba DA.

Traductor/a: ANA MARTINEZ RECHE

Revisor/a: Carlos Martínez Sánchez

 

Resultados del tratamiento durante diez años para la degeneración macular asociada a la edad desde dos regiones.

 

Autor/es: Gillies M, Arnold J, Bhandari S, Essex RW, Young S, Squirrell D, Nguyen V, Barthelmes D.

Traductor/a: ANA MARTINEZ RECHE

Revisor/a: Carlos Martínez Sánchez

 

Am J Ophtalmol. 10 de octubre del 2019. pii: S0002-9394(19)30496-9. Doi: 10.1016/j.ajo.2019.10. [Epub antes de imprimir]

Gillies M(1), Arnold J(2), Bhandari S(3), Essex RW(4), Young S(5), Squirrell

D(6), Nguyen V(1), Barthelmes D(7).

 

Información acerca de los autores

(1) Universidad de Sydney, Facultad de Medicina de Sydney, Asignatura de Oftalmología y Salud Ocular, Instituto Save Sight, Sydney, Nueva Gales del Sur (Australia).

(2) Oculistas Marsden, Parramatta, Nueva Gales del Sur (Australia).

(3) Universidad of Sydney, Facultad de Medicina de Sydney, Asignatura de Oftalmología y Salud Ocular , Instituto Save Sight, Sydney, Nueva Gales del Sur (Australia). Dirección de correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

(4) Unidad Académica de Oftalmología, Universidad Nacional Australiana, Acton, Territorio de la Capital Australiana (Australia).

(5) Oculistas Gladesville, Gladesville, Nueva Gales del Sur (Australia).

(6) Departamento de Oftalmología, Universidad de Auckland y Junta de Salud del Distrito de Auckland, Auckland (Nueva Zelanda).

(7) Universidad de Sydney, Facultad de Medicina de Sydney, Asignatura de Oftalmología y Salud Ocular, Instituto Save Sight, Sydney, Nueva Gales del Sur (Australia);

Departamento de Oftalmología, Hospital Universitario de Zúrich, Universidad de Zúrich, Zúrich (Suiza).

 

OBJETIVO

Presentar informes y comparar los resultados del tratamiento durante diez años con inhibidores del factor de crecimiento vascular endotelial (VEGF en inglés) para la degeneración macular neovascular asociada a la edad (nAMD en inglés) en Australia y Nueva Zelanda (ANZ en inglés) y Suiza.

 

CONCEPCIÓN

Serie de casos retrospectiva, comparativa, intervencional.

 

MÉTODOS

Hemos analizado a 712 pacientes sin tratamiento (ANZ - 474; Suiza - 321) que comenzaron el tratamiento anti-VEGF para el nAMD como práctica clínica habitual entre el 1 de enero del 2006 y el 31 de diciembre del 2008 rastreados en la base de datos observacional designada de forma prospectiva – el registro Fight Retinal Blindness! (Lucha contra la ceguera de la retina). El resultado principal era el cambio medio en la agudeza visual (VA en letras logMAR) en pacientes que completaron diez años de tratamiento.  

 

RESULTADOS

El VA medio en 132 ojos (28%) desde ANZ que completaron diez años de tratamiento disminuyó en 0,9 letras a partir de la base de referencia (Con un intervalo de confianza del 95%: -4,9, 3.1) (p=0,7). Un 42% logró ≥ 20/40, mientras que los 37 pacientes (12%) en Suiza perdieron 14,9 letras (-24, -5,7) (p<0,001) con un 35% que logró ≥ 20/40. Los pacientes de ANZ recibieron más inyecciones que los de Suiza durante más de diez años (una media de 53 contra 42) debido al menor número de visitas y a la mejor lucha contra enfermedades (proporción de visitas con la enfermedad activa: 38% contra 69%), lo que sugería un régimen de tratamiento y seguimiento contra uno a demanda. La atrofia macular y la fibrosis subretinal fueron los motivos principales para la pérdida de diez letras en el subconjunto de pacientes analizados de forma retrospectiva. El VA medio de los pacientes de ambas regiones que interrumpieron el tratamiento en los diez años siguientes había descendido por debajo de la base de referencia en sus visitas finales.

CONCLUSIONES: Los pacientes con nAMD pueden lograr resultados visuales satisfactorios a largo plazo si reciben un tratamiento adecuado. La atrofia macular central no se desarrolla universalmente en los pacientes tratados a largo plazo con inhibidores del VEGF como se pensó. Los resultados visuales han sido mejores en los pacientes de ANZ, probablemente porque recibieron más inyecciones.

 

Copyright © 2019 Elsevier Inc. Todos los derechos reservados.

 

DOI: 10.1016/j.ajo.2019.10.007

PMID: 31606444